¿Puede tu Padre hackear tu vida?

Hoy 19 de Julio mi Padre cumple un año más que partió a la presencia del Padre.
Mi Padre siempre me mostró un gran amor a su Madre y sus hermanos. En vida siempre se preocupo por ellos, sus sobrinos, sus amigos. El jamás me contó su historia de niño, siempre vivió el presente y me enseño a querer a su familia y respetar a mi Madre, sino,  me atenía a las consecuencias.
Yo creo que todos siempre estamos orgullosos de nuestros Padres. Pero hoy a mis 40 años me doy cuenta que  mi Padre “hackeo” mi vida, ¿de que forma?, paso a explicar:

Cuando uno es niño uno no se da cuenta de si su Padre o Madre solo han estudiado primaria. Mi Padre era un hombre que escribía y se expresaba muy bien, entonces, era comprensible que yo asumiera que había acabados sus estudios primarios y secundarios.

Yo recuerdo hasta ahora que  cuando no sabía el significado de una palabra, en lugar de buscar el significado en el diccionario, le preguntaba a mi Padre y listo, ya tenía la respuesta. Era un capo con las letras.

Si necesitaba una solicitud, o que me hagan un trámite, ahí estaba mi padre. Era un talento al escribir y expresar sus ideas.

Hasta que llego el día que mi Padre y mi Madre me dijeron que estudiarían en la nocturna del colegio “Nstra. Sra. de Belén de Ventanilla” sus estudios secundarios. Yo me quede sorprendido y pense “¿Mis padres no terminaron la secundaria?”.WTF.

Pasaron luego 5 años, y mi Padre termino obteniendo el primer lugar en el C.N. Mx. Nstra. Señora de Belén. Eso fue algo que impactó mucho en mí, donde mis únicas  aspiraciones eran: ser futbolista o tener una banda de rock (iluso).

Por suerte nunca tuve talento para ninguna de esas dos cosas. Así que mi Padre empezó el hackeo del adolescente rebelde en el que me convertí sin darme cuenta.

Pasaron los años y llego mi turno. Termine mi secundaria en el año 90 en el mismo colegio donde estudiaron mi Padre y mi Madre sin saber que hacer luego. Mi Padre quería que fuese Doctor y yo, "Bueno....", me decía.

Lamentablemente, mi inmadurez y la facta de dinero me hicieron atreverme a descansar por 4 años (90 - 93).  Hasta que llego el día en que mi Padre me hizo ver que no llegaría a ningún lado si no me tomaba la vida en serio y me ponía a estudiar o trabajar.

Eramos pobres y no podía ser tan imberbe para darme el lujo de ser vago. Al final con el apoyo de mis padre ingrese a la Universidad Federico Villareal  en el 93 y luego a la Pontificia Universidad Católica del Perú en Febrero de 1994, que fue esta última la  Universidad en la que finalmente me quede.

Lamentablemente mi Padre sólo me pudo ver estudiar 2 ciclos porque le detectaron cáncer al páncreas en Enero del 95 y tras un penoso proceso, falleció un 19 de Julio del 1995. Lo vi preocupado en sus últimos días por mí , pero, ahí fue que me acordé de todo lo que habíamos vivido y le dije “ahora me toca a mí, descansa, yo cuidare a Mamá". Y se me fue mi Paquito.

¿Y como se que hackeo mi vida?
La foto de abajo es una prueba. Es cuando recibe el reconocimiento por ser uno de los mejores alumnos de su promoción. Hoy a mis 40 años me doy cuenta que sin querer mi Padre me dió la clave del éxito: Pasíon y Perseverancia. No exitos rápidos, sino ser maratonista de la vida.

El y mi madre cambiaron mi “rebeldía”, mi “inmadurez”, por un nuevo "programa" de ser Profesional y/o Emprendedor. Siempre me decía que sea cual sea el rol que tenga, que nunca pierda el respeto y el ser solidario con los demás, así no recibamos el vuelto o hablen mal de nosotros, etc.

Yo de niño, joven lo viví en carne propia en su persona. Por ser dirigente de Los Licenciados de Ventanilla se gano muchas enemistades y hablaron mal de el en muchas oportunidades. En fin eso ya es historia, el no recordaba eso y vivía el presente con su agradable forma de ser.

El siempre tenía una buena sonrisa para los demás y si se necesitaba un Papa Noel para el barrio ahí estaba. Un Papa Noel negro jaja.  Lastima que no tengo foto de esa época.

Te extraño mi Paco, sabes que te quiero y siempre estoy/estaré orgulloso de ti. Espero verte cuando mi turno llegue. Espero al menos llegar a ser un tantito, el buen hermano, padre, amigo, esposo que fuiste.  Gracias y hasta pronto viejito.

Tu Cata
Tu Pepe
Mi Esposa y mis hijos hoy te hemos recordado en los laudes.

"Eres mi Mufasa y cuando veo las estrellas, siento que estas ahí orando por nosotros".



Comentarios

Entradas populares